Saint Émilion

Continuamos con el viaje…

A 35 km de Burdeos se encuentra este pueblo lleno de historia, famoso por la Puerta Brunet, la iglesia románica y sus viñedos.

burdeos marca de agua_MG_0881

burdeos marca de agua_MG_0896

Escribir una leyenda

Saint Émilion está lleno de pequeñas tiendas de artesanía, delicatessen, vino, quesos…el paraíso si te gusta el buen comer.

burdeos marca de agua_MG_0909burdeos marca de agua_MG_0864

Los canelés son unos mini bizcochos típicos de Burdeos. Parece un simple bizcocho, pero su elaboración encierra un poco más, tal es así que hasta se me pasó por la cabeza comprar estos moldes de cobre para probar a hacerlos en casa. El capricho se me pasó pronto al ver el precio que tienen, si no recuerdo mal 6 moldes eran la friolera de 65 € más o menos. Yo creo que puedo continuar con mi bizcocho de yogur…

El pueblo es precioso y nosotros tuvimos la suerte de tenerlo todo para nosotros, es lo que tiene viajar en diciembre. Gracias a eso pudimos disfrutar de toda su belleza y apreciar hasta el más mínimo detalle.

burdeos marca de agua_MG_0890burdeos marca de agua_MG_0871

Sin lugar a dudas, es un sitio que te va a enamorar, eso sí, aunque sea un pueblo y vayas en temporada baja el precio del café (que no está rico) es tan caro como si estuvieras en París.

Esto es todo por ahora, el próximo día el resto del viaje.

burdeos marca de agua_MG_0914

 

 

Burdeos

Me estaba temiendo que se juntaban los viajes sin colgar nada… Me ha devorado la pereza y sin darme cuenta se pasaron los meses -casi las estaciones-  y ahí seguía sin mostrar la escapada que hicimos a Burdeos  y sus alrededores antes del puente de la Constitución. Con esta memoria mía lo más probable es que no recuerde casi nada, pero vamos a ello… Seguir leyendo

Verano

Si me pidieran que describiese este verano, diría que ha sido atípico. Una ya está acostumbrada a que caiga un viajecito al año aunque sea muy corto. Sí, me he acostumbrado a dejarme las plantas de los pies caminando por lugares desconocidos, probar comidas diferentes o cenar sándwiches de embutido en el hotel de una habitación. Seguir leyendo

Tulipanes

El mes pasado, en una de nuestras escapadas al pueblo, nos aburríamos y  grabamos este corto(?) ahí a pulso ¡que somos unos valientes!  No esperéis una obra maestra, pero sirvió de práctica para probar el modo video de la cámara y refrescar un poco eso de la edición, que si ya sabía poco ¡ahora recuerdo menos!

 

clicks de mayo…

Que sí, que ya sé que estamos a junio, y que si me despisto se me juntan los dos meses y la armamos, pero mamina ¡vaya mes de no parar! Entre el trabajo y el inglés no me quedó tiempo para nada, bueno o casi para nada porque los fines de semana son sagrados y ahí hay que echar toda la carne en el asador. Seguir leyendo

Así se siente abril…

Nunca se había hecho tan real el refrán “En abril aguas mil”. Ese sería el resumen del mes, porque seamos sinceros otra cosa no, pero toda la lluvia y el frío que no vino en invierno nos llegó de golpe con la primavera. Tengo tal jaleo estacional que cuando toca tomar sidra en una terracita a mi el cuerpo me pide un chocolate calentito frente a la chimenea… Seguir leyendo